'Viejas Copetonas' Release

December 19, 2017

"Viejas Copetonas"

Serigrafía sobre papel de algodón intervenida a mano con acrílico, aerosol, carboncillo y oleo pastel.
Díptico 35 x 50 cm c/p
Edición limitada a 25 Hand painted múltiple.

 

Las viejas copetonas.

 

A través de una trama de 120 hilos de seda por pulgada, la diestra mano de SATTERUGLY procesa la obra gráfica titulada: “Las viejas copetonas”. Se trata de una pieza de 35 x 50 centímetros sobre papel, que nos trae a la memoria un tema que se ha mantenido vigente desde varias generaciones atrás.

 

Para defender lo anterior, basta con recordar a “La beata tapatía“ de Matías Göeritz realizada en 1950, o a los personajes de caballete y murales de José Clemente Orozco como “Los aristócratas” (1923-1924) en la Escuela Nacional Preparatoria, “La chata”, “Dos cabezas” o “mujeres”, litografías de 1935, para demostrar la manera en que sin pudor ni censura, los grandes maestros han tejido una serie de piezas en torno a la falsedad social, dejando madera para una estirpe de creativos, inquietos por denunciar esta clase de conciudadanos.

Satter reinterpreta las rancias relaciones interpersonales que rayan en la inoperancia de la vacuidad, sonrisas agresivas que tienen la capacidad de desgarrar a cualquier oponente que peque de alteridad. Las viejas copetonas reflejan dos personajes que hablan vacío hacia la nada, en fantoche pose de vana sociedad, desvividas por ser vistas, pero en miradas divergentes.


En la obra de Satter se evidencia la constancia del oficio y el lenguaje sin concesiones mas que consigo mismo, hecho que le ha valido la consolidación de su carrera plástica, allende el territorio mexicano.

 

En la presente pieza como en el resto de su obra, Satter trabaja con la poética de la imperfección a partir de una anatomía trazada con una destreza dinámica, que crece de manera constante dejando ver la fluidez de la vida misma. El lenguaje plástico se constituye de actos en constante expansión para mostrar las formas naturales de los dos personajes que manifiestan su reivindicación por hacerse visibles. Ambos personajes se escoltan espalda con espalda, pero a la vez se ignoran en una complicidad pretenciosa.



Satter desnuda de todo accesorio a las dos musas copetonas que sonríen en su propia exhibición. ¿Qué queda de estos personajes sin sus ajuares que de marcas, aromas, textiles y brillos metálicos de los cuales depende su existir? Quizás les queda el orgullo de su sonrisa decadente, subsistente como última esperanza por congraciarse con el entorno al que buscan seducir. Entorno por cierto, inexistente, vacío como el espejo de ellas mismas. En “las viejas copetonas” podríamos encontrar una proyección del tango de 1928 escrito por Enrique Santos Discépolo, ellas son: “flacas dos cuartas de cogote y una percha en el escote bajo la nuez, chuecas, vestidas de pebeta, teñidas y coqueteando su desnudez, pareciendo un gallo desplumao mostrando al compadrear su cuero picoteao,,,, yo que se cuando no aguanto mas al verlas así rajé pa’ no llorar”. De manera agónica muestran su última dignidad y su empeño febril por algo o alguno que quizás ya no está. Sin embargo, hablan, parlotean y con mano a cintura, no paran de vomitar palabras silentes, comentarios, críticas, burlas y opiniones de todo cuanto les rodea. Contexto que es una circunstancia absurda de desnuda petulancia en monocromática presencia, con poses de sonrisas exageradas.

 

Las viejas copetonas son las monarcas de la decadencia y soberanas de su propio lupanar en la miseria humanista, las dos urracas encarnan su propio mundo de competencia formal y de posesiones, que al final de nada valen. Sobreviven al tiempo, decantando el glamour que poseen en ausencia, con tan solo un rostro ornitológico que rememora los rapaces que anhelan libar la vida ajena, que a ellas se les escapa por efecto de los años idos. La pieza nos invita a contemplar e interpretar muchas posibles historias en metáfora con el espectador.

 

Dr. Alberto Peredo Pozos

Guadalajara Jalisco
Diciembre de 2017

Este es un pequeño video que  Artes del Meridiano realizó en nuestro estudio, documentando un poco del proceso que se llevó a cabo para desarrollar este fine art print.

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

JIS cocinando en Ugly Food House: 2018

October 16, 2018

1/9
Please reload

Entradas recientes